Los celos a pequeñas dosis, ¿son buenos o no?

Escrito por lucia  | Creado en Miércoles, 08 Mayo 2013 12:07

Antes de responder a esta pregunta hay que distinguir de si estamos hablando de celos fundados o no y es que aquí es la clave del asunto. 

Los celos fundados, pues fundados son; si tú estás viendo que tu pareja flirtea de verdad con alguien  es normal que te moleste. Estos  celos son indicadores  de que se está cruzando un límite y que por tu propia seguridad (y dignidad, a veces) es mejor actuar y ponerle remedio; si se trabaja desde la madurez y sin exageraciones, se pueden evitar muchas rupturas. Así, si ves que la chica de la piscina mira con demasiada alegría a tu marido y sabes que detrás de esa mirada hay una amenaza real, puedes hablar con tu marido y evitar, no ya que pase nada (entiendo que si sois un matrimonio comprometido con la fidelidad no pasará nada) sino que tú te sientas mal, aunque los celos fundados no se llevan igual si quien ha cometido la “infracción” es tu propia pareja o un tercero. 

Los celos infundados no son buenos, ni a pequeñas dosis ni a grandes. Si no hay motivo para estar celoso o celosa… ¿por qué le debería gustar a tu pareja que tú fueras así? ¿Por qué a veces los celos se convierten en pruebas de amor? No lo entiendo.

Es más, a veces, los celos se convierten en un verdadero quebradero de cabeza para quien los soporta y muy frecuentemente es un motivo de separación

El problema que nos encontramos es que a veces, lo que para nosotros son celos fundados, para mi pareja NO los son. ¿Dónde está el límite para convertir  algo “inocente” en una amenaza real, entonces? Creo que esto es lo más importante de todo y aquí cada uno debe hacer una labor de reflexión, porque como cada uno vive su propia realidad con sus propias gafas es complicado llegar a un punto de entendimiento sin voluntad de hacerlo. 

A ver, si la vecina joven del quinto baja en tanga a las 2 de la mañana a decirle  a mi marido que le da miedo las tormentas mientras yo estoy de viaje, y se mete en su cama pues yo aquí tendría celos fundadísimos, no sé qué opináis vosotros. El peligro viene de fuera, sí, pero peligro hay, y aunque mi marido fuera el ser más seguro del planeta creo que entendería que le pidiera que, en tormentas así, no abra la puerta. 

Pero… ¿qué pasa con esas situaciones aparentemente inocentes en donde uno no sabe cómo actuar? Imaginemos, por ejemplo, que tu marido recibe alguna vez alguna llamada de su jefe (mujer ) para hablar de proyectos a las 10 de la noche y a ti te pone celosa. 

Algo que yo  haría si tengo una situación donde no sé si es una amenaza real o no, es preguntarme exactamente qué me molesta de esta situación.  Para y piensa qué pensamientos hay detrás. A lo mejor no es la llamada en cuestión la que desencadena tus celos, sino lo que te dices tú un segundo después de la llamada. Puede que incluso creas que son celos, y a lo mejor es que tienes la creencia de que los jefes no deben de llamar a casa de noche y que lo mismo te cabrearía si fuese un hombre. 

Identifícalo, aunque sea absurdo. Yo tenía una cliente que lo que le molestaba era que esa persona fuera más guapa que ella, no que le fuera a arrebatar al marido. Una vez que lo entendió, dejó de molestar a su chico y vigiló su autoestima. 

El siguiente paso sería preguntarme cómo puedo arreglar la situación. Tal vez tengas que cambiar esa creencia que te dice que no hay que llamar de noche, retar ese pensamiento, y ya, en casos donde ese límite sigue estando medio difuminado y engaña, puedes hablar con tu pareja directamente y pedirle por favor que evite por tu propia salud mental esas llamadas. Esto último tampoco está tan mal, aunque ya dependemos del otro… 

En cualquier caso, a veces es difícil encontrar ese punto de equilibrio ¿verdad? Os aconsejo prevenir los celos infundados con chutes de autoestima y seguridad…pero eso lo hablamos  otro día. 

¡Agrégame en tu Facebook!:

https://www.facebook.com/lucia.jimenez.56211?ref=tn_tnmn

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Contáctame

Email:
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Teléfono:
91 1865349
Móvil:
650 687435

 

Sígueme en

(C) 2013 www.ytuquequieres.es

Creado por Diseño Web Madrid