¿Tienes la necesidad de justificarte para pedir las cosas?

Escrito por lucia  | Creado en Miércoles, 02 Julio 2014 16:08

Entre las muchas maneras maneras que tenemos los humanos de pedir algo a nuestra pareja hay una manera que a veces resulta cansina para el que la sufre, y es la justificación eterna.

 

 

 

Supongo que te ha pasado alguna vez , alguien te pide algo, y en vez de ir al grano, da vueltas alrededor de la propia petición dando justificaciones que no has pedido; la persona se cree que así que conseguirá mejor su propósito pero a veces hace el efecto contrario, porque nos aburre con tantas justificaciones. Es como si no se creyera que puede pedir porque sí, y entonces debe de encontrar las razones por las que tú debes de hacerle caso.

 

Por ejemplo, pongamos el caso que viene tu pareja (mujer) y te dice que quiere salir el sábado con la amigas, caso muy típico si hay niños por medio; entonces, en vez de decir abierta y directamente algo así:

 

El sábado me gustaría salir con las chicas porque necesito salir y despejarme, vamos al cine; no hay problema en quedarte tú con los niños ¿no?”

 

Va y te pide algo así:

 

Mira cariño, llevo unos días horribles, con unas ganas de mandarlo todo a la porra, el curro, todo, es que necesito despejarme y pasar de todo porque llevo una temporada que es que no me cuido nada porque es que no tenemos tiempo y de verdad que quiero tomarme algo con las chicas y relajarme para continuar el lunes con buen pie, que llevo toda la semana con los niños y encima mi madre me ha llamado hoy bla bla bla ( y no calla)

 

Hay veces incluso que no sabes qué te están pidiendo cuando se justifican tanto.

 

Si eres de los que tienden a justificarse , déjame decirte algo:

 

Todos tenemos necesidades. No hay que justificarlas, sino reconocerlas y cubrirlas con las estrategias que mejor nos cuiden a nosotros ( y a ser posible al otro) .Si yo te oigo justificando tanto me entran ganas de decirte :¡”basta, si quieres algo hazlo, pero no me hagas sentir culpable”; verdaderamente es cansado oír tanta queja. Aunque pienses que la otra persona no lo va a aprobar, por favor, pide las cosas sin excusas, yendo al grano, porque resulta que sí que entendemos que tengas deseos y necesidades.

 

Es como si estuviera obligado a darte eso que pides con tantos problemas que tienes y en caso de decirte que no, admitiera que todo eso que sientes me da igual. ¡Y no es eso!. Pero pienso que hay que ser consciente de que son TUS necesidades, y no las mías.

 

Si quieres ir al cine con tus amigas me juego el cuello a que NO es por todo eso que cuentas. Eso son razones ajenas a tus necesidades y lo que creo que hay que explicar , es el para qué y aunque haya UN solo para qué es más que suficiente.

 

Vamos, que si te da por decir que quieres salir porque España ha sido eliminada en los Mundiales, porque tu jefe te gritó y porque tu amiga Loli está enferma es lo de menos, razones como esas hay millones.

 

 

¿Cuál es la necesidad escondida detrás de eso que deseas?

 

Salir porque necesitas divertirte es tan válido como salir para estar sola.

 

Justificarse es como pedir permiso para tener necesidades. Y no hay que pedir permiso para tenerlas, porque todo el mundo las tiene.

 

El pedir las cosas yendo al grano, refiriéndote a tu necesidad o deseo es algo que es de agradecer para el resto de la gente y además, que seas asertivo en tus planteamientos no excluye que no puedas negociar luego otras formas de cubrir necesidades en caso de que a tu pareja no le guste o tenga otros planes.

 

Mira la diferencia en otro ejemplo:

 

¿Me prestas el coche? Necesito hacer unos recados y de momento es lo más rápido que se me ocurre.”

 

a

 

tengo mucha prisa , así no me echan la bronca por llegar tarde, además de que hace mucho calor y con esta pierna luego se me hincha y como además ahora no lo estás utilizando pues he pensado que tal vez...bla bla bla”

 

 

Puede que pienses que la segunda es la más educada; y nada más lejos: ¿Acaso no estás siendo educado en el primer caso?

 

Pienso que en realidad lo que creemos en el segundo caso no es que haya que ser educados sino que “no nos merecemos que alguien nos lo pueda dejar” así que nos embadurnamos con excusas y milongas para poder creernos que sí, que tenemos derecho, pero ¿sabes qué? Que la persona que te lo va a prestar le da igual todo eso que cuentas. Si quiere, te lo dejará, si no no.

 

Si , por el contrario, tú eres la persona cuya pareja tiende a hacer este tipo de peticiones y te molesta mucho hasta hartarte, paciencia. Ahora ya sabes porqué lo hace: porque no cree que tenga que tener necesidades así que se justifica a sí misma. Te propongo que aguantes el chaparrón o que le cuentes abiertamente a tu pareja tu desánimo:

 

“¿Sabes? Cuando me pides las cosas así me entran ganas de no escucharte, porque me gustaría que me dijeras que lo necesitas y punto.”

 

A ver si entre unos y otros, podemos hacer que la asertividad ( y así, la autoestima) sea el desayuno diario en la convivencia.

 

¿Quieres aprender a pedir así las cosas? Contrata las sesiones ONLINE o telefónicas:http://www.ytuquequieres.es/online/291-online

 

 

Comentarios   

 
0 #2 03-07-2014 09:33
Gracias Eva, sí, hay gente que por miedo a no ser merecedor...hac en el efecto contrario. Y nosotras seguro que también lo hacemos de vez en cuando seguro! :-*
Citar
 
 
0 #1 Eva Herrera 02-07-2014 21:48
Qué razón Lucía;

pero no solo en relación de pareja... yo lo ruego de rodillas con los compañeros de trabajo y en ciertos momentos con las amistades. A la tercera justificación a mi me han dislocado el cerebro! Terrible la jartá de quejas con las que te aporrean que parecen que tienes que arreglarles la vida. ¿Sabes cuál fue mi determinación? Zanjar el compañerismo a un nivel only only laboral, lo demás lo corto a cal y canto. Es horrípilus cuando te tratan como contenedor de basura.
Super acertado tu post.
Un beso.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

(C) 2013 www.ytuquequieres.es