No seas responsable de sus deseos incumplidos.

Escrito por lucia  | Creado en Viernes, 27 Junio 2014 15:19

No sé si eres hombre y mujer pero esto seguro que te ha pasado más de una vez, y según qué relación tengas, hay casos donde el chantaje emocional es el desayuno diario.

 

 

Es fácil cómo sucede todo. Tú haces algo que a tu pareja no le gusta nada , da igual lo que sea , dejar la ropa en el suelo, dejar el grifo abierto o no llamar al pediatra. Entonces él o ella te dice cosas como :

 

¿ Se puede saber por qué dejas siempre el grifo abierto ? ¿es que el agua es gratis o qué? ¡de verdad que es que parece que no te fijas en las cosas o lo haces aposta!”

 

Y tú...al final te crees eso que tu pareja te ha dicho y te sientes culpable, porque la culpa siempre viene después de haberse creído uno que hace algo mal.

 

A lo mejor estás pensando que es normal esa salida de tono si te has dejado el grifo abierto, que no se trata de creerte nada, que esa es la realidad.

 

No.

 

La realidad , o el hecho,es que tú has dejado el grifo abierto cuando has salido del baño. Las valoraciones que vengan después son producto de su visión de la realidad, no de la tuya ni de la mía. De hecho, si cogemos la frase del ejemplo te voy a escribir los juicios morales o valoraciones personales con que se han adornado la frase bajo mi punto de vista:

 

Dejas SIEMPRE el grifo abierto”: lo has dejado en ese momento, no siempre. A lo mejor lo dejaste la semana pasada también, o la anterior a esa, vale pero eso no es siempre.

 

El agua no es gratis”

 

No te fijas en las cosas o lo haces aposta”

 

Así que no me extraña que si te crees todos estos juicios de otra persona , te sientas culpable.¿Quién quisiera no fijarse en las cosas o hacer algo aposta para herir?

 

Pero al mismo tiempo, el hecho de que hayas dejado el grifo abierto, aun sin juicios, a la otra persona le ha molestado así que vamos a ver una manea de comprender a la otra persona sin darle la razón o creerte sus valoraciones.

 

Como sabes, ( si me sigues) , cuando una persona hace comentarios como ese del ejemplo en el fondo tiene una necesidad que no está reconociendo; digamos que el quid de la cuestión es eso, no el grifo. El grifo es un estímulo, pero nunca la causa de un malestar. La causa son siempre nuestras necesidades y deseos que no se atienden. Pero las necesidades son de cada uno y pienso que no deberían responsabilizarnos de aquello que les falta y tampoco nosotros deberíamos dar pie a eso con nuestro lenguaje.

 

Se trata de aprender a reconocer en la otra persona que nos está haciendo comentarios como ese, la causa verdadera de su malestar para así “recordarle”que no somos nosotros, sino su deseo insatisfecho, necesidad o valor no encontrado lo que provoca que se moleste.

 

Todo ello, sin hacer caso a esas valoraciones o juicios con los que nos regalan y que no hacen más que añadir leña al fuego y que no valen para nada.

 

Cuando estamos comprendiendo a alguien así, no le estamos dando la razón … porque la razón no existe. Tan solo hay sentimientos y necesidades reflejadas.

 

Así que si yo le digo a esta persona:

 

Parece que te ha molestado que yo haya dejado el grifo abierto”

 

Estoy empatizando con esa persona sin darle la razón.

 

Al mismo tiempo, es muy importante bajo mi opinión, no quedarnos ahí. Porque esto puede hacer que la otra persona efectivamente te diga después esto:“ Pues sí, me he enfadado porque has dejado el grifo abierto “ y continúe echándote la culpa: “ porque no deberías haberlo hecho y bla bla “

 

Veamos esta frase y mira qué diferencia tan sutil pero tan grande hay ahora:

 

Parece que te ha molestado que yo haya dejado el grifo abierto porque te preocupa el gasto económico”

 

Si lees bien, la persona que se ha dejado el grifo abierto no se responsabiliza en ningún momento de nada de lo que le pase al otro. Simplemente refleja sentimientos y deseos. Esto es la verdadera comprensión, de la que emana de cuidarnos a nosotros y de cuidar de la otra persona.

 

Ahora te voy a dar un ejemplo algo diferente a ver qué piensas:

 

a ti lo que te molesta es que sigues aún buscando trabajo y no lo encuentras, por eso la pagas con los demás”. Frases como esta, dirás...¿ Son empatía y comprensión?. Al fin y al cabo aquí no nos responsabilizamos tampoco de sus penurias ¿no?

 

Pues No, esto no es comprensión o empatía...

 

Y además, aunque no te responsabilices de sus penurias lo que haces al decir cosas así es responsabilizar al otro de las tuyas y estamos en las mismas.

 

Se trata de entender primero que tus necesidades son tuyas y que las necesidades del otro son las suyas. Más allá de cualquier juicio moral .Y se trata de observar lo que nos pasa y lo que le pasa al otro cuando sus necesidades no están siendo reconocidas, así que empecemos a reconocerlas para ver qué podemos hacer entre todos. No somos adivinos , pero si prestamos un poco de atención algo sacamos y sino, siempre podemos firmar con un : “¿es así? “ para que nuestro compañero nos diga lo que le pasa si no hemos acertado con nuestro tiro.

 

¿Quieres aprender a no sentirte culpable y a poder expresarlo?

Contrata mis sesiones ONLINE durante este verano :http://www.ytuquequieres.es/online

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

(C) 2013 www.ytuquequieres.es