Tener necesidades no es ser de egoísta, es de ser humano

Escrito por lucia  | Creado en Viernes, 11 Abril 2014 21:31

Yo , sinceramente odio esa expresión de “ no me quiero” o “ hasta que no te quieras no te van a querer los demás” porque no se entiende nada, por lo menos yo la veo como una expresión demasiado vaga.

 

De hecho, si quieres deprimirte o enfadarte muchísimo puedes pensar dos cosas, o que tú no te quieres o que no te quieren los demás. Y para rematar si te parece poco  puedes pensar que no te quieren porque no te quieres. Toma ya.

No me gusta esa  expresión porque en muchos casos ( no digo en todos) el que la expresa no está seguro a que se refiere exactamente, empeorándolo todo más, porque ve el querer , el amor como algo estático, grande, universal, una movida inmensa que requiere de años de tratamiento….

Yo creo que es más práctico decirse que tengo necesidades que no he atendido de momento.

Prueba, es mejor que decirte que no te quieres….¿No?

Cuando te sientas mal piensa qué es eso que te falta en ese momento y que no tienes. No te digo que lo busques, simplemente con que reconozcas eso que necesitas, ya te sentirás más tranquilo. Más tranquilo y más humano.

Los seres humanos tenemos necesidades, es así. Nuestras acciones, desde siempre, van encaminadas a cubrirlas, sí o sí. Y cuando están siendo al menos escuchadas y luego atendidas , estamos bien, tenemos sentimientos agradables de paz, tranquilidad, alegría;pero cuando no están siendo ni siquiera reconocidas nos sentimos abatidos, cansados, solos, tristes, preocupados, desesperados…..Si quieres saber si tus necesidades están siendo cubiertas simplemente observa cómo te sientes, es tu mejor termómetro en serio.

El problema, es que nos hemos habituado a ignorarlas. Tener necesidades y hacer lo posible por satisfacerlas es de egoísta, nos dicen. Es pensar solo en ti.

Lo primero, nadie está diciendo que para satisfacer tus necesidades debas de hacer daño a los demás  o pasar por encima de ellos. Se trata de cuidarte tú y al mismo tiempo poder cuidar al otro también, ¡que ambas cosas a la vez se pueden hacer!

La gente  que atiende sus necesidades verdaderamente  son llamados muy frecuentemente como bordes o secos, egoístas o” tipos raros” porque saben qué cosas pueden hacer y pueden pedir para ayudar a cubrirlas. Me consta. Pero en realidad son solo personas auténticas y asertivas.

Es mucho mejor alguien auténtico y asertivo, aunque no diga las cosas como a ti te gustaría que alguien amable y cariñoso que no atiende a sus necesidades y espera a que la gente lo haga por él. Porque, la necesidad, querido lector, sigue estando ahí.

Pagamos un alto precio por no atender a eso que necesitamos , porque nuestras relaciones se ven afectadas. Aquello que nosotros no nos proporcionamos aparece de algún modo en forma de malestar, enfados y reproches al otro y ni siquiera sabemos por qué. Y como no hemos nacido para tener “necesidades” pretendemos que los demás , especialmente mi pareja, lo adivine por mí y así  aparece la tal famosa pelea de “ es que yo no te leo la mente”. ¿Te suena, verdad?

No te leo la mente significa: yo no sé lo que necesitas. Dímelo por favor.

Hace poco hablaba con un amigo y me decía que su madre después de jubilarse no sabe qué hacer y que está continuamente cocinando para sus hijos dándoles tupperwares con lentejas  y proponiendo planes dominicales aparte de atender su casa. Yo le pregunté cómo sobrevivía a tanta comida  y me dijo: “bueno, es normal, pobrecilla, si no atiende a sus hijos ¿qué va a hacer? La matas sin eso, así que vamos todos los domingos, a mí no me importa”

 Me dio pena; supongo que una parte de ella necesita contribuir a la vida de sus hijos, pero no creo que solo tenga esa necesidad…¿qué hay la de dar otro sentido a su vida, la de acción, determinar sus propios sueños o valores, decidir por sí misma, contacto, libertad, movimiento, descubrimiento?  Pero ¿y sus hijos? Si, por atender a una necesidad de su madre “impuesta”, en muchos casos, (nadie la obliga a atender a sus hijos siempre y todos los días)  se ven obligados a no atender las suyas como por ejemplo la de hacer uso de su tiempo libremente, …¡pues resulta que aquí nadie está contento en realidad! ¿No es absurdo?

Supongo que cuando nombro estas necesidades te suenan a chino. Normal, porque no estamos acostumbrados a hablar de ellas, pero si quieres “quererte” empieza a crear un vocabulario que te suene bien , porque a partir de hoy, te aseguro que lo vas a necesitar más a menudo.

Te deseo que así lo hagas.

Me voy a cenar, he elegido un pescadito para atender a mi necesidad de alimento. Una buena estrategia, pero de estrategias hablamos otro día.

¿Quieres saber más? Ven a mis talleres:http://www.ytuquequieres.es/cursos-y-talleres/314-mejora-tus-relaciones-amorosas-mejorando-tu-comunicacion

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

(C) 2013 www.ytuquequieres.es