Solo quiero “rollo” sin compromiso de nada, ¿Estás ahí?

Escrito por lucia  | Creado en Martes, 18 Marzo 2014 14:44

Hay quien piensa que lo más difícil en estos casos es encontrar a la persona adecuada, otros piensan que lo peor es decir la verdad; supongo que una  cosa lleva a la otra y que una vez que dices la verdad encuentras a la persona adecuada así que no tienes que hacer un esfuerzo extra siendo honesto .

Creo que las personas que solo quieren “rollo” no tienen por qué encontrarse en sitios especiales para “rollos” (ojo no me refiero a esos bares específicos para encuentros sexuales, ahí vas al grano y no hay ni siquiera un “rollo” ); de hecho pueden estar muy cerca de ti porque hay más de las que te imaginas.

En general, solo hay que conocer gente, y puedes conocer gente de muchas maneras, actividades deportivas, culturales, amigos de amigos, internet, etc…

Define bien primero qué quieres, tal vez acabas de salir de un divorcio penoso y no quieres oír hablar de pareja estable y sin embargo sí que quieres alguien con quien mantener contactos sexuales pero con quien también poder tomarte algo de vez en cuando.

Y sales y ves complicado explicarlo… ¿no? por un lado si no lo explicas, corres el riesgo de que la otra persona se piense cosas que no son y de nuevo entramos en terreno peligroso y por otro lado si lo cuentas pero no lo explicas correctamente estamos en las mismas.

¿Qué hacer? ¡Por que no es ningún pecado querer lo que quieres!

Pues lo dicho, define qué  necesitas primero   ( tal vez independencia, autonomía en los viajes, afecto también sin compromiso, )y explícalo  sin miedos; muchas veces por temor a qué pensarán suavizamos la conversación y en vez de decir un rotundo: “me gustaría tener encuentros con personas sin ningún tipo de compromiso” o “ me gustaría poder acostarme contigo de vez en cuando sin que eso signifique una pareja estable”, nos asustamos y nos da como vergüenza y pedimos cosas difusas como:

“Bueno nosotros despacito y luego vamos viendo” “poco a poco, “   “más adelante hablamos” etc…

¡Cuando eso NO es lo que quieres! Y además no hará más que confundir al personal.

 También es importante, una vez has encontrado a alguien que parece que encaja con el tipo de relación que quieres, estar atento a esas señales  que te van a indicar que estás pisando terreno peligroso: tal vez varias llamadas al día,  que te empiezan a pedir cosas que  no quieres hacer, que “dan por hecho” otras tantas,  que te pidan explicaciones que no te apetece dar…¿Qué señales son esas ? Defínelas  bien para llegado el momento, tener una conversación con esa persona .

Incluso habrá veces que aunque no hayas pensando en algo concreto te sientas molesto, en ese caso define qué ha hecho esa persona específicamente que no te ha gustado para hablarlo luego después.

Ojo que el tener una conversación con esa persona no significa que la cosa  vaya a ir mal o que tengáis que dejar de veros, tal vez explicando bien lo que necesitas la otra persona lo entienda.

Te aconsejo que evites valoraciones personales, juicios o etiquetas. Que vayas al hecho específico que te ha preocupado  y la causa  y que hagas una petición realista y clara sobre qué puede hacer esa persona para que vuelvas donde estabas antes.

Puedes decir algo así como:

“Fulanito cuando me pides dos veces una explicación sobre lo que hice ayer me molesta porque me gusta tener mi intimidad e independencia .Te pediría que no insistieras por favor.”

Otra cosa es con quien nos hayamos liado, claro. Porque puede ser que tú se lo hayas dejado claro pero que la otra persona no lo haya entendido, o que no lo haya entendido queriendo….

No sabemos cómo va a reaccionar esa persona, pero eso no depende de nosotros.

Recuerdo una escena en la película antiquísima de los 80 “Tootsie” ( Qué quieres, tengo casi 40) cuando el personaje Michael (Dustin Hoffman) disfrazado de” Dorothy”  tiene una conversación con la guapísima Julie ( Jessica Lange)  y ésta le confiesa que le gustaría que los hombres fueran más honestos y que dijeran algo así como: “ ¿sabes? Me gustas, quiero acostarme contigo esta noche”; cuando Michael, ya de hombre, sabe del cuento y  le dice esto de verdad a Julie en la terraza de un bar, ésta le tira un vaso de agua a la cara…y el pobre se quedó con una cara como diciendo : “¿ pero quién entiende a las mujeres?”

La verdad es que ni nosotros mismos nos entendemos a veces como has visto, porque esto pasa mucho en la vida real, así que desde aquí deseo honestidad para todos , para darla y recibirla y para poder  rechazar o acoger una relación que nos venga como anillo al dedo.

Ay…eso de anillo al dedo no lo he dicho por nada ¿eh? ( cómo somos las mujeres)

¿Quieres aprender más? Bájate mi ebook  gratuito desde esta web: “¡QUIERO QUE ME QUIERAN!( PARA VARIAR)”

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

(C) 2013 www.ytuquequieres.es