¿Seguro que esto funciona para combatir la rutina?

Escrito por lucia  | Creado en Domingo, 22 Septiembre 2013 11:09

Ayer estuve hojeando una revista donde te explicaba qué cosas puedes hacer exactamente para combatir la rutina en la vida en pareja: consejos como montar en paracaídas, apuntarse a excursiones o bailar salsa juntos estaban en la lista.

No me gustan estos artículos de revistas de mujeres porque me recuerdan a aquellos  que me dicen cómo debo pasármelo bien en mi vida: “Haz una fiesta con  globos y pegatinas y pégalas en la frente de tus invitados para que se adivine cuál es su personaje favorito”, por ejemplo, como leí una vez en una revista americana. (¿Pero y un cubata y música pop no es suficiente, digo yo?)

Entiendo que estos artículos no son para todo el mundo. Y seguro que habrá parejas que sigan estos consejos y les funcionen. Pero entre los que me estáis leyendo ahora yo personalmente y de corazón os pregunto: ¿Quién de los presentes ha hecho puenting con su pareja para “combatir la rutina”?

O esta otra (mi favorita): ¿alguien ha quedado con su marido o mujer en plan “desconocido” en un bar a las 2 de la mañana para luego ir a un hotel cercano y mantener una noche loca de sexo y amor? Por favor  alguien que lo haya  hecho que me mande un email, para invitarle a mi próxima tertulia, debe ser divertido escucharlo. Porque por lo general a los padres con niños nos basta simplemente con que HAYA SEXO, aunque sea en tu casa.

La verdad es que hay parejas que no necesitan montarse en paracaídas, ni combatir la rutina. Hay parejas cuya rutina es envidiable, de hecho. Hay parejas que no tienen tiempo ni de tener rutina: trabajo, casa, familia, hijos, colegios, piojos y regalos de navidad. Yo a veces sinceramente alquilaría una habitación de hotel sólo para poder dormir de un tirón 8 horas YO SOLA (eso sí que combatiría mi rutina ¡ja!) .Pero me estoy yendo demasiado a mi propia experiencia, disculpad.

Rutina es una palabra que se usa demasiado, y creo que detrás de un “problema de rutina” hay alguna que otra necesidad que necesita salir a la luz, primero de manera individual.

Si tú estás bien con tu mujer y tu mujer contigo no hace falta combatir nada; aunque haya momentos tediosos, que los tiene todo e mundo.

Si tú estás mal con tu marido tendrás que preguntarte qué te pasa exactamente, qué necesidad tienes ahí que no está cubierta. Tal vez descubras que el problema se lo achacas a tu marido pero es solamente tuyo. Esto pasa mucho cuando estamos decepcionados con nuestras profesiones. Yo misma experimenté una mejora increíble en como percibía la relación con mi pareja desde que aprendí a resolver yo misma mis propias necesidades laborales y de reconocimiento.

O tal vez descubras que efectivamente hay una necesidad de hacer cosas diferentes con tu pareja.

Podéis preguntaros en ese caso qué es eso exactamente que os aburre y cómo podéis cambiarlo. No sé si se trata de seguir a pie juntillas unos consejos de revista o simplemente se trata de hablar las cosas. A lo mejor con hablar un momento al sabor de un cafecillo ya se os pasa ese momento de hastío.

Yo pienso que lo mejor para combatir la rutina es tener muchos proyectos individuales y al menos uno común que compartirás con tu pareja. Y que esos proyectos, tantos unos como otros  sean frutos de pasiones, de hacer cosas que os gustan, y de relacionaros con gente que os aporten muchas cosas positivas y entretenidas.

No hace falta que montéis una empresa para tener un proyecto común, tal vez baste con trabajar y hacer todo lo posible  para  tener  “ una vivienda más grande” o “ir a Brasil al año que viene”.

¡O a lo mejor vuestro proyecto común es continuar juntos viajando lo fines de semana y ser felices!.

¿Y qué me dices de tus deseados proyectos individuales? ¿Cuándo vas a empezar a escribir en el blog de cocina que querías montar con recetas antiguas, o pintar en acuarela o leer más o montar tertulias o estudiar psicología o correr la maratón de Lisboa o luchar por ese ascenso?

 No me digas que  no tienes tiempo, seguro que algo arañas al calendario, no seas tan inflexible. Desde luego que quien quiere algo, algo le cuesta. Si no eres capaz de encontrar algo de tiempo para hacer las cosas que te gustan (aunque sea ir al Fnac a comprar libros) eso significa que te pasas la vida haciendo cosas que no te gustan y eso sí que debe remediarse.

 No hay nada más romántico y erótico que ver a tu pareja disfrutar haciendo las cosas que le gusta hacer. Y no hay nada más motivador que tener un propósito común.

Eso sí que combate la rutina. Si es que la quieres combatir…. 

Ven a mis talleres:http://www.ytuquequieres.es/cursos-y-talleres

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

(C) 2013 www.ytuquequieres.es

Creado por Diseño Web Madrid